El Aula Invertida, una estrategia ideal para el modelo híbrido o semi-presencial

Ante el inicio del nuevo ciclo escolar, en muchos países se analiza la forma en que se dará el regreso a las aulas debido a la pandemia del COVID-19. Son diversas las opiniones acerca de cómo será el retorno, aunque existe una en la que todos parecen coincidir: habrá que adaptarse a un modelo híbrido, es decir uno en el que se alternen clases presenciales y a distancia.

Para ello es importante conocer diversas metodologías que se adapten a esta modalidad de trabajo, una de las que mejor se ajusta a estas circunstancias es el aula invertida.

EL REGRESO A CLASES ANTE LA PANDEMIA

Es indudable que la contingencia sanitaria ha venido a modificar las actividades de muchos sectores, uno de ellos es el educativo. Por lo que en algunos países las autoridades de este rubro, en conjunto con el área de salud, han recomendado que el retorno a las actividades académicas sea de forma escalonada, es decir alternando clases presenciales y a distancia esto con el fin de disminuir las aglomeraciones y evitar posibles contagios.

Un ejemplo de lo anterior, sería que un grupo de treinta alumnos se divida en dos subgrupos de quince, uno asistiría los lunes y miércoles, el otro los martes y jueves, y el viernes solamente aquellos que necesiten mayor acompañamiento.

La adopción de este modelo híbrido o mixto se sustenta en la idea de que va a llevar tiempo el controlar totalmente la pandemia, por lo cual las actividades escolares se alternarán entre la modalidad presencial y a distancia, dependiendo de las circunstancias de cada contexto.

¿QUÉ ES EL MODELO HÍBRIDO O MIXTO?

El modelo híbrido, también llamado semipresencial o Blended learning, se refiere a un programa educativo formal en el cual el estudiante realiza una parte del aprendizaje a distancia, en donde puede tener un cierto grado de control sobre el tiempo, el espacio y el ritmo de las actividades.

La otra parte se lleva a cabo en un espacio físico distinto al de casa contando con supervisión del docente. Es importante que exista integración entre las actividades que se realizan a distancia y las presenciales, para que el proceso de enseñanza-aprendizaje resulte favorable.

Este modelo se originó durante los años 90s, poco a poco fue ganando popularidad, y ahora con la situación actual, está acaparando los reflectores en muchos países. Es necesario señalar que el modelo híbrido no es una metodología de enseñanza, sino una vía mediante la cual se imparte la educación.

Para aprovechar las posibilidades que ofrece el modelo híbrido existen diversas metodologías que se pueden adaptar, una de las más recomendadas es el Aula Invertida.

EL AULA INVERTIDA, UNA ESTRATEGIA IDEAL PARA EL MODELO HÍBRIDO

La situación que se vive hoy en día requiere que los docentes realicen ajustes, lo cual por supuesto implica el explorar metodologías y estrategias que permitan responder a este reto. Una opción altamente interesante es el aula invertida.

¿QUÉ ES EL AULA INVERTIDA?

El modelo de aula invertida o flipped classroom por su denominación en inglés, fue acuñado por Bergmann y Sams (2012), quienes con el deseo de apoyar a aquellos alumnos que por diferentes causas no podían asistir regularmente a clases, diseñaron una estrategia didáctica en la que empleaban diapositivas y videos.

En esta estrategia el docente se filma explicando el tema apoyándose en las diapositivas, para posteriormente compartir el video con los estudiantes. Pronto los profesores se dieron cuenta de las ventajas, ya que los alumnos que no podían asistir a clases tenían la oportunidad de ver los videos en casa y al reincorporarse al aula podían aclarar dudas y ponerse al corriente.

DANDO LA VUELTA A LA EDUCACIÓN TRADICIONAL

Al utilizar este método se invierten dos de los momentos de la educación tradicional: la exposición de los temas por parte del maestro y las tareas. Es de esta forma como en el aula invertida, las tareas o proyectos se llevan a cabo en el aula y los contenidos son aprendidos fuera de ella.

Es así como el tiempo se optimiza y la clase se vuelve más activa ya que los alumnos trabajan en colaboración para aplicar lo aprendido en la resolución de problemas o en la realización de proyectos logrando con ello un aprendizaje más significativo.

El aula invertida o Flipped Classroom

Una de las mayores bondades del aula invertida es que al implementarla se pueden abarcar todos los niveles de la dimensión cognitiva de la Taxonomía de Bloom (revisada por Anderson y Krathwohl 2001) :

-Recordar: Recuperar información previamente estudiada.

-Comprender: Entender información y ser capaz de explicarla.

-Aplicar: Implementar lo aprendido en diversas situaciones.

-Analizar: Examinar la información descomponiendo sus partes.

-Evaluar: Emitir juicios con base en criterios establecidos.

-Crear: Imaginar, diseñar, planear algo novedoso a partir de lo aprendido.

La taxonomía de Bloom y el aula invertida

VENTAJAS DEL AULA INVERTIDA

  • El alumno desarrolla autonomía y tiene la posibilidad de avanzar a su propio ritmo ya que puede ver o leer el material las veces que considere necesario.
  • No solamente se memorizan conceptos, sino que se va más allá al aplicar lo aprendido en situaciones concretas.
  • Favorece el trabajo en equipo, ya que al no estar el profesor al frente transmitiendo el conocimiento, la clase se enfoca en ampliar el aprendizaje mediante debates o proyectos colectivos.
  • Se optimiza el tiempo, ya que al llevarse a cabo una parte del aprendizaje en casa, el profesor dispone de más tiempo para resolver dudas y atender las necesidades particulares de los estudiantes.
  • El alumno se vuelve un participante activo del proceso, lo cual favorece la motivación, una actitud positiva hacia el aprendizaje, el desarrollo del pensamiento crítico y la creatividad.
  • Se reducen los problemas de indisciplina, debido a que los alumnos están involucrados en las actividades la mayor parte  del tiempo.
  • Se involucra a las familias ya que es más factible que den seguimiento al proceso y puedan apoyar al estudiante.  Para esto es recomendable tener una buena comunicación con los padres de familia para orientar de mejor forma el apoyo que pueden brindar.
  • Permite que los alumnos que por diversas situaciones no les es posible acudir a clase, puedan ver el tema en casa, gracias a los materiales digitales o impresos.
  • Se puede acompañar de otras metodologías como el aprendizaje basado en problemas o el aprendizaje basado en proyectos.

PASOS PARA IMPLEMENTAR EL AULA INVERTIDA

  • Planificar: Elegir el tema  que se va a tratar, definir los aprendizajes esperados así como las competencias a desarrollar. Planificar las sesiones, teniendo en cuenta las actividades que se van a llevar a cabo en casa y en el aula.
  • Preparar los materiales: Diseñar y preparar los materiales que servirán a los estudiantes para identificar los conceptos del tema. Se pueden emplear videos de autoría propia, presentaciones con diapositivas, o seleccionar diferentes recursos como lecturas, enlaces a artículos, revistas o videos.
  • Visualización y lectura de los materiales en casa: Enviar o entregar a los alumnos los materiales elaborados (videos, lecturas, enlaces etc;) dando las indicaciones pertinentes para que estudien el tema en casa. Es preciso que en las indicaciones se señale alguna actividad a realizar, por ejemplo un resumen o cuadro sinóptico, que sirva como estrategia de aprendizaje, así como prueba de que se empleó  el material. Las actividades que realice el estudiante en casa se pueden devolver al docente mediante alguna plataforma o llevarlas al aula cuando se reincorpore.
  • Implementación de las actividades en el aula: Implementar actividades individuales y colaborativas, privilegiando el aprendizaje activo, dando a su vez continuidad al tema que vieron en casa.
  • Resolver dudas: Brindar acompañamiento y atender las dudas de los alumnos, favoreciendo la comprensión del tema y la participación.
  • Trabajo colaborativo: Es preciso que en las sesiones presenciales se trabaje de forma colaborativa, esto favorece las relaciones interpersonales, la responsabilidad y se consolida el aprendizaje en interacción con los compañeros. Para esto algunas técnicas y estrategias que se pueden implementar son: Phillips 66, debates, mesas redondas, foros, diálogos simultáneos, entre otras.
  • Aplicar lo aprendido: Una vez que se realizó el primer acercamiento al tema en casa, y se complementó en el aula, es importante aplicar lo aprendido en situaciones concretas, esto se puede realizar mediante la resolución de problemas o proyectos.
  • Revisar y retroalimentar: La revisión y  la retroalimentación debe ser continua durante todo el proceso, permitiendo que los alumnos identifiquen sus avances, así como aquellos aspectos que deban reforzar.
  • Evaluar, coevaluar y  autoevaluar: Es importante implementar la evaluación diagnóstica, la formativa y la sumativa durante la implementación, ya que de esta manera se puede obtener información de forma permanente para poder mejorar, tanto el aprendizaje de los alumnos, como el proceso de enseñanza. De igual forma la coevaluación y la autoevaluación favorecen la autonomía e involucran a los alumnos en su propio aprendizaje ya que logran apreciar sus fortalezas y áreas de mejora.

CONCLUSIONES

El modelo híbrido o semipresencial supone un nuevo reto para los docentes, pero también una oportunidad para aprender e implementar nuevas estrategias. Ante ello, como pudimos apreciar, el aula invertida o flipped classroom es una muy buena alternativa, ya que su origen fue el resultado de una situación parecida a la que se está presentando hoy a nivel mundial: el no poder asistir de manera continua a las aulas.

Este método no requiere forzosamente del apoyo de plataformas tecnológicas, ya que si los alumnos acuden a la escuela de forma escalonada (un día sí y otro no) se les puede proporcionar el material cuando asistan y al reincorporarse a clase entregar la actividad que hayan realizado en casa para que el docente resuelva dudas y proporcione retroalimentación. En este sentido es preciso señalar que el aula invertida puede ser ajustada de acuerdo a las condiciones del contexto, cuidando siempre que se mantengan los pasos que componen la metodología.

¡Espero que la información te sea de utilidad!

Referencias: Zainuddin, Z. & Halili, H. S (2016). Flipped classroom research and trends from different fields of study. International Review of Research in Open and Distributed Learning, Volume 17, Number 3. Recuperado el 20 de julio de 2020 desde: https://files.eric.ed.gov/fulltext/EJ1102721.pdf

Fuente: docentesaldia.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mostrar
Ocultar